Inicio

Me llamo Marcelo Daniel Puella. Nací el 13 de Julio de 1969 en el barrio de Parque Patricios de la Ciudad de Buenos Aires.

Soy casado, tengo dos hijos y una hermosa familia. He tenido la suerte de crecer y criarme en una cuna Peronista. Así con los años fui aprendiendo a amar el legado de Juan Domingo Perón y de Eva Perón, abrazando  la Doctrina Justicialista como una única forma de hacer realidad los sueños de nuestro Pueblo.

Mis primeros pasos en la política dentro del Justicialismo fueron en la gloriosa Juventud Peronista, militancia que me dio experiencias y aprendizajes inolvidables, la que gracias a grandes maestros me formaron como un dirigente. Esa palabra que tanto me costó asumir con los años, pero me di cuenta de la responsabilidad de la misma, porque conducir conllevaba un montón de compromisos de los cuales a esa edad de la mitad de mi vida, pensaba que me quedaban grandes. Pero la política no te da permiso para dubitar, tenes que reaccionar y asumir el rol que te toca y para el cual uno es designado.

Muy rápidamente me vi ocupando una vicepresidencia en el PJ porteño representando a mi sector de Juventud Peronista y así continúe mi carrera dentro de la política volviendo al Consejo Metropolitano, Congresal Metropolitano, Consejero Nacional, Congresal Nacional, Secretario General de mi distrito, Convencional Constituyente, Candidato a Diputado Nacional, Candidato a Legislador.

Armé e integré diferentes agrupaciones siempre dentro del PJ, hasta que un día el sueño de varias voluntades y de amigos y compañeros armamos nuestra Agrupación en el orden distrital “Juan Pueblo”. Ya peinando canas asumí el desafío de crear el Frente Nacional de Agrupaciones Peronistas (FRE.N.A.P.), logro del cual me enorgullezco porque no fue armado sólo con compañeros sino con amigos de lucha, el cual tiene representación en todo el país.

Entiendo la política como un desafío permanente y mantengo intactos esos mismos sueños que cuando siendo un joven de 18 años entró en una unidad básica para de ahí poder llegar a nuestra gente. Hoy pasaron unos cuantos años de aquel día, con la experiencia y la madurez que sólo te da la militancia, la gestión, conducir un espacio. Es ahí donde uno siente el orgullo de decir “¡Sé que puedo!”

Hoy puedo asumir el compromiso y la voluntad que antes era de algunos compañeros y hoy es de muchos y muchos más que así me lo piden. Y como nunca en mi vida no le temí a nada sólo a Dios, hace meses que dije que el Peronismo volvía a enamorar y esa fue la tarea que nos propusimos, ya con la convicción del deber cumplido es hora de asumir un nuevo desafío: quiero que me acompañes a ser tu voz en el Congreso de la Nación. Para eso necesito de mis compañeros, de mis amigos, de nuestros vecinos, de vos y de todos los que vengan a sumarse con una afirmación clara. Existe una política diferente pero necesita de una sociedad entre el Pueblo y sus representantes.

Como Diputado Nacional quiero cambiar todo lo que está mal y que tanto vos como yo lo sabemos, lo vivimos a diario, lo sentimos y lo palpamos en la calle. Vos como yo queres una ciudad y un país diferente, queres cumplir tus sueños, queres trabajo, salud, vivienda, educación y bienestar para tus hijos. Exigís tus derechos a la justicia, seguridad, al bienestar social, a ser dignificado como ciudadano, respetado como individuo. No pedís tanto, sólo lo que por derecho propio te corresponde que se cumpla con nuestra Carta Magna.

Desde nuestros niños, desde nuestros discapacitados, desde nuestros jóvenes, desde nuestras amas de casa, desde nuestros trabajadores, desde el desocupado, desde nuestros enfermos, desde nuestros abuelos y todo aquel que habite nuestra Patria tiene que volver a sentir el orgullo de sentirse Argentino.

La tarea es fácil, solo se trata de dignificar al Pueblo. Me ayudas? Sé que juntos podemos lograrlo.

Un gran abrazo y gracias por querer cambiar la historia.

 

Marcelo Puella